dimecres, 4 d’agost de 2010

Siete detenidos denuncian tortura en Marruecos.

ACCIÓN URGENTE

Siete hombres detenidos el 28 de junio en la ciudad marroquí de Fez necesitan recibir con urgencia atención médica. Según informes, los siete han sufrido tortura y al menos cinco han sido violados. No han sido atendidos de sus lesiones. Dos de ellos tienen problemas crónicos de salud, para los que necesitan medicación y tratamiento, que también se les ha negado. Los siete han sido acusados sobre la base de unas declaraciones que aseguran haber sido obligados a firmar bajo tortura.

Mohamed Sleimani, Abdalla Balla, Bouali M’naouar, Hicham el-Hawari, Izaddine Sleimani, Hicham Sabbahy Tarek Mahlase encuentran actualmente detenidos en la prisión de Ain el Qadous de Fez. Todos ellos son miembros de Al Adl wal Ihsan, grupo islamista legalizado. Al parecer secuestraron y torturaron a un ex miembro del grupo y fueron remitidos a un juez de instrucción el 1 de julio, acusados de "pertenecer a una asociación no autorizada", "formar una banda criminal", "secuestro y reclusión de un individuo" y "tortura".

Los siete fueron detenidos el 28 de junio en Fez, por la Brigada Nacional de la Policía Judicial (Brigade Nationale de la Police Judiciare, BNPJ). Los llevaron al centro de detención de la BNPG de Casablanca y fueron recluidos en celdas separadas durante 72 horas, en las que afirman que los tuvieron desnudos, esposados, con los ojos vendados, sin comida y con muy poco agua. Los siete denuncian que fueron torturados y, en al menos cinco casos, violados con lapiceros y otros objetos que les introdujeron en el ano. Denuncian que los obligaron a firmar declaraciones que nos les permitieron leer previamente, amenazándolos con arrojarlos por una ventana si no las firmaban. Sus familiares los vieron por primera vez el 5 de julio, cuando observaron que presentaban marcas de tortura y otros malos tratos. Según afirman sus familiares, no veían ni oían bien y tenían contusiones y otras marcas visibles que parecían causadas por tortura. Los que fueron, presuntamente, violados, sangraban a causa de ello. Los detenidos no fueron examinados por un médico hasta el 12 julio, y al parecer no se les prestó ningún tratamiento para sus lesiones. Este examen médico, cuyos resultados las autoridades marroquíes no han revelado aún, fue ordenado por el juez de instrucción a raíz de las denuncias de tortura que los detenidos hicieron cuando comparecieron ante él el 1 de julio. Además, Mohamed Sleimani sufre una enfermedad grave de corazón, y Abdalla Balla, diabetes. Ambos necesitan medicación diaria y reconocimientos médicos periódicos, nada de lo cual han recibido desde que están detenidos.


ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en árabe, en francés o en su propio idioma:

  • Pidiendo al director de Administración de Prisiones y Rehabilitación que garantice que los siete detenidos tienen acceso a toda la medicación necesaria y a reconocimientos médicos periódicos.

  • Instando al ministro de Justicia a que garantice que se realiza una investigación completa, independiente e imparcial sobre las denuncias de tortura y se pone a disposición judicial a los funcionarios responsables.

  • Instando al ministro de Justicia a que garantice que, en los procedimientos judiciales entablados contra estos siete hombres, no se utilizan como prueba declaraciones obtenidas con tortura o coacción y que tienen un juicio justo.


ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010, A:

Ministro de Justicia

Minister of Justice

Mohamed Naciri

Place Mamounia

Rabat, Marruecos

Fax: +212 537 734 725/ 537 730 772

Tratamiento: Your Excellency / Señor Ministro

Director de Administración de Prisiones y Rehabilitación

Director of Prison Administration and Rehabilitation

Angle Avenue Ibn Sinaa et Rue Oued ElMakhazine

Immeubles nos 1 et 2, Agdal

BP 123 Rabat, Marruecos

Fax: +212 537 674 785

Tratamiento: Dear Sir / Señor Director

Envíen también copias a la representación diplomática de Marruecos acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.


Fuente: Amnistía Internacional

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada