divendres, 14 de gener de 2011

La cárcel negra

Testimonio de les hijas de un preso político de los acontecimientos de gdaim izik y las manifestaciones de el Aaiun,  traduido del árabe al castellano.

El jueves, día 6 de enero de 2011, nos levantamos  mi hermana y yo  a la siete de la mañana, y fuimos a comprar todo lo que nos hacia  falta para visitar a  nuestro padre en la cárcel negra del Aaiun ocupado, que fue torturado  y  encarcelado desde noviembre por los acontecimientos de la protesta del Campamento de Gdiem izik y las manifestaciones del Aaiun ocupada.

Mi hermana y yo salimos  de casa por la mañana  con el carné de identidad (marroquí), con la compra que hemos comprado ( leche , queso , tabaco , pan ….), y hemos alquilado un mini autobús condicione destino  a la cárcel negara. Delante de la cárcel había muchas mujeres y  hombres que esperaban ver a sus familiares  y llegamos a la puerta de la cárcel después de una hora de larga espera y de insultos y discriminaciones por parte de los carceleros hacia los sahrauis , cuando nos llego el turno nos exigieron el  carne (marroquí)   y nos hablaron de mala forma ,con insultos y amenazas ,  diciéndonos que teníamos que esperar a nuestro turno. 

Pasó una hora , pero nosotras no nos dimos cuenta , ya que teníamos una gran ilusión por ver a nuestro padre ya que hacia más de un mes que no sabíamos nada de el. 

Pero de tanto esperar  al final hemos entrado al primer control, donde registran a las familias de los presos políticos  saharauis, sin embargo el problema no era  la larga cola de las familias de los saharauis, sino del maltrato que sufre cada uno de nosotros, y los insultos que escucha cada uno de nosotros.

Los insultos son :
“vosotros animales, ordenaros que os pasa”
“ cállate basura”
“que es esta basura”
“saharauis de mierda”
“haced  fila de 10 en 10 animales  ”
“que asco de gentuza”.

Estos insultos son los mejores insultos, que os puedo decir, porque los otros insultos son demasiados duros para una persona. Mi hermana pequeña lloraba aterrorizada al oír los insultos y las amenazas de los carceleros marroquíes, y le pedía a dios que nos proteja de las amenazas de los carceleros.

Después de esta injusticia que se comete cada día contra el pueblo saharaui.

Me llamaron en  voz alta y con mucha violencia, me sentí aterrorizada, y esta vez era para   registrar  los alimentos que llevo a mi padre.

Las palabras del registrador fueron los siguientes:
“este leche que tiene, es acaso de tu hermano el camello ”
“¿ y este queso ?, desde cuando los animales comen queso
“ hahahaha que es esto”
“este tabaco lo fuma tu padre”
“que te crees que estas en los campamento de  tinduf “
“tira esto en la basura”
“si lo traes otra vez, te meto con tu padre en la celda”
Al final lo vi con mis propios ojos , el carcelero cogió los  los alimentos que le di y los tiro al suelos y lo pisoteo con su zapato.
Llegó la segunda fase, esta es la cuarta puerta que atravesábamos donde está un carcelero de la cárcel más el director  y  te preguntan tu nombre y  apellido.

Abrieron el primer candado, el segundo y el tercero, y cada candado pesa medio kilo. Cuando habrían los candado yo  sentía como se me hacían nudos en el corazón y mi hermana se agarraba a mi asustada.
Al final hemos conseguido entrar , yo y mi hermana y siete mujeres.

Después de la espera de un cuarto de hora, vino mi padre  pero no lo conocí ya que parecía un esqueleto y estaba moribundo y en su cara se veían claras señales de tortura , se nos caían las lagrimas a mi y ami hermana al ver a nuestro padre en tales condiciones infrahumanas.

Nos separaban de el dos cristales, era la primera vez que sentíamos a nuestro padre lejos de nosotros y por causas injustas, mi hermana y yo queríamos abrazarle, pero no pudimos, queríamos besarle pero no pudimos , queríamos sentir el calor de nuestro padre como cualquier hijo.

 A ambos lados de los  cristales había dos carceleros  uno en la parte donde estábamos nosotras y otro en la parte de  mi padre; nada mas hemos saludado a mi padre, y empezó mi hermana a llorar , y dijo : papa quiero abrazarte y le  dijo el carcelero  sin tener una pincelada de lastima por mi hermana:
“cállate ya , saharaui de mierda  ”

Ahora voy a contar la situación de mi padre:
 la primera cosa que me dijo es que no lloremos mas , que aquí  su moral esta arriba y enzima de todo, a pesar de las torturas y las malas condiciones infrahumanas,  nos contó que pasan  mucho frío y a el  le duele la espalda porque duerme sentado. En el mes pasado estuvieron 32  presos en la celda, y entraron  10 presos mas con ellos y ahora son 42 presos y duermen amontonados,  la celda tiene 5 metros sobre 3, y  hace un mes que no nos duchamos,
nos tratan mal, y no tenemos ningún derecho como presos, el que habla o dice cualquier cosa lo llevan a otra celda solo y lo tutoran, las cosas aquí  no están bien .

A cada uno de nosotros nos pusieron  distintas causas, nos acusan de cosas que no hemos cometido , como robar pertenecer a bandas armadas o cualquier cosa que se les ocurra, y todo esto para engañar a la comunidad internacional sobre la realidad en la que vive nuestro pueblo privado de todos sus derechos fundamentales.

Cuando acabó la hora de la visita, nosotras comenzamos a llorar ya que nos costaba despedirnos de nuestro padre, el nos contemplaba desde el cristal destrozado nos pedía que seamos fuertes y que teníamos que luchar y cuidar a nuestra madre y a nuestros hermanos, pero el carceleros bruscamente intervino empujando a nuestro padre con insultos , y el carceleros que estaba con  nosotras también nos comenzó a insultar y nos echo de la sala escupiéndonos , nosotras destrozadas y llorando nos fuimos dejando a nuestro padre en mano de sus verdugos viendo como nos alejábamos de el cada vez mas , y rogándole a dios que lo proteja. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada